▷ Qué es neuromarketing definición y ejemplos

Si tienes una empresa y quieres saber qué es neuromarketing y la manera en que esta disciplina puede ayudarte, entonces lo que tenemos para decirte te resultará muy interesante y útil.

En pocas palabras, el neuromarketing se encarga de estudiar el comportamiento emocional de los consumidores y el porqué de sus decisiones de compra.

Aplicar neuromarketing a una empresa, supone una herramienta potente para impulsar tus ventas y posicionar una marca en el ánimo de tus clientes más fieles y de lograr más contactos reales. Hoy en día, las marcas más famosas y de éxito ejecutan un poderoso neuromarketing para conectarse emocionalmente con su público.

definicion neuromarketing

Qué es neuromarketing

Para hablar de neuromarketing definición debemos acudir a ciertos términos de las neurociencias, a fin de comprender perfectamente este concepto.

El neuromarketing estudia todo aquello relacionado con el comportamiento de los consumidores respecto a las marcas y el complejo proceso que se realiza a nivel subconsciente en los cerebros de las personas.

Analiza las razones por las que alguien se inclina hacia un determinado producto, sus colores, formas, olores, etc., que ejercen una gran influencia al comprar.

Esta nomenclatura no es nueva, ya casi dos décadas de estudios han dejado en claro la importancia de lo que es neuromarketing en el proceso de compra y cuál es el procedimiento subconsciente que se genera en la mente del consumidor.

Pero no se trata de manipulación, de hacer que la gente compre lo que queremos que compre. No, se trata de entender el proceso que ocurre en nuestra mente que hace que prefiramos una cosa sobre otra.

Entonces, para contestar la pregunta de qué es neuromarketing, es una disciplina que estudia científicamente el comportamiento del consumidor en sus procesos de compra.

Cuando se implementa en una empresa, no solo se mejoran las ventas, sino también la experiencia del consumidor al poder proporcionarle una atención más personalizada.

ejemplos neuromarketing

Un poco de historia del neuromarketing

En el año 2002 Ale Smidts, un profesor holandés que ganó el Premio Nobel de economía acuñó este vocablo. Según él, el neuromarketing contempla técnicas de investigación de aquellos mecanismos cerebrales con el objetivo de descubrir cómo mejorar las estrategias de mercadeo.

Es en el cerebro donde se realizan las decisiones que tomamos

Con respecto a las compras, por ejemplo, estudiando estos procesos es posible explicar por qué alguien compró un libro y se sentó en un café, tomó una copa de vino e hizo todo eso en ese momento, y no tres días antes, cuando pasó por la misma librería.

Gerald Zaltman, de Harvard, patentó el término y según él el 95 % de las decisiones que hacemos a la hora de comprar se generan de manera subconsciente, es decir, no son procesos razonados, sino que responden a emociones (más allá de que racionalmente necesitemos algún objeto en especial).

De hecho, hay diversas áreas que influyen y forman parte de lo que es neuromarketing, como son la neuropsicología, la neurología, las neurociencias cognitivas, la neuroendocrinología y la neuroeconomía.

Todas estas disciplinas, junto al marketing, han dado origen a lo que es neuromarketing. Entonces, para poder mejorar la experiencia del consumidor, para darle lo que este necesita, se aplica esta disciplina.

tipos de neuromarketing

Tipos de neuromarketing

Hay diversas variables del neuromarketing que se pueden poner en práctica para producir emociones en los consumidores.

Mediante el marketing emocional y el storytelling lograremos tocar la fibra sensible del usuario, con historias donde la marca forma parte, pero no es el centro; así las marcas crearán historias que harán sentir a los consumidores como los verdaderos protagonistas.

Pero para llegar ahí hace falta el neuromarketing, que nos propondrá un camino a seguir y con el que descubriremos cuáles son los gustos, deseos y necesidades de nuestro target.

Existen tres tipos de marketing, el auditivo, el visual y el kinestésico.

Neuromarketing auditivo

El oído humano es capaz de percibir alrededor de 30.000 frecuencias distintas. 

Hay personas más sensibles que otras al sonido, a la música o al silencio, y por ello en los centros comerciales, tiendas o supermercados, la música puede influir en nuestras decisiones al comprar.

Neuromarketing visual

Es lo que percibimos con los ojos, el sentido de la vista es uno de los más importantes. 

Hay diversas técnicas para que el consumidor vea algo interesante, como por ejemplo, palabras como gratis, ofertas, rebajas, ocasión, o terminar los precios en “,99” hacen que fijemos la atención.

Neuromarketing kinestésico

Se basa en lo que se percibe con el olfato, el gusto o el tacto. 

Por ello, hay muchas marcas que ofrecen degustaciones (bebidas, aceites de oliva, galletitas, quesos, cafés, etc.) para que los potenciales consumidores olfateen, prueben y toquen los productos.

como aplicar el neuromarketing en una empresa

Cómo aplicar el neuromarketing en una empresa

Hay muchos ejemplos que podemos mencionar cuando estás aplicando neuromarketing a tu negocio. Veamos algunas técnicas:

Gatillos mentales

Los gatillos mentales son determinados factores que hacen que tomemos decisiones automáticas; el cerebro necesita actuar rápidamente ante algunos estímulos, y cuando estos se usan en el marketing, habitualmente aumentan la tasa de conversión.

Hay algunos que se utilizan más:

  • Escasez: cuando se establece una “edición limitada” de algo, o de que un producto se terminará pronto, el cerebro entiende que debe actuar.
  • Urgencia: es lo mismo que pasa con la escasez, es urgente actuar y por ello la persona actúa por impulso. Un buen ejemplo es el Black Friday.
  • Exclusividad: a la gente le gusta formar parte de grupos exclusivos o ganar productos o servicios que les hacen sentir importantes.

Asociación de Colores Corporativos

Los colores son importantísimos, y existe la costumbre de asociar emociones con ellos. Grandes marcas estudian cuidadosamente este aspecto en sus productos, por lo que te recomendamos que también lo hagas.

comparar 3 precios neuromarketing

Anclaje de precios

Suelen tomarse como base los precios de productos similares, y así se puede considerar la oferta barata o cara, más que por los propios beneficios del producto.

Neuromarketing ejemplos pueden ser cuando se ofrecen 3 productos por el precio de 1: tal vez el cliente no necesite tres productos, pero comprándolos juntos gastaría menos, lo cual lo considera económico.

Ofrecer valor antes de vender

Esto genera una gran confianza en el cliente, ya que siente que te interesa más ofrecer un buen servicio que vender. Cuando le ayudas, sugieres qué productos son mejores para él, aclaras dudas o aconsejas estás estableciendo una base invalorable.

Tal vez para ti resulte desventajoso, pero el cliente confiará en tu palabra y probablemente acuda a ti y te compre aquello que necesita.

neuromarketing visual

No ofrezcas muchas opciones para elegir

Si hemos aprendido qué es neuromarketing sabremos que este nos dice cómo actuar, pero también qué cosas dejar aparte.

La neurociencia ha descubierto que cuanto más opciones ofreces se genera una especie de parálisis en el usuario, y no sabe qué pedir, terminando muchas veces por no pedir nada.

El cerebro, ante la imposibilidad de no saber cuál es la decisión correcta, opta por no hacer ninguna.

Pero lo más importante de lo que es neuromarketing es entender que los procesos mentales del usuario pesan, y que debes tenerlos en cuenta para enfocar mejor tu marca y ofrecerle valor.

Si después de estos consejos necesitas una agencia de marketing externo para poder hacer todo tipo de acciones relacionadas con el neuromarketing o diseño gráfico, web, lo que sea, estamos para ayudarte.